top of page
  • Foto del escritorMargarita de los Angeles

La Dulzura del Gozo: la chispa que iluminó mi vida y mi espíritu - Parte 2

Actualizado: 9 ene

Lee Parte 1 en el siguiente enlace: https://www.instagram.com/p/CzrqG6sOZlE/?img_index=1 

 

Querido Espíritu lector, ha pasado ya algún tiempo desde la última vez que intercambiamos algunas líneas, de corazón deseo que esta historia pueda sumar a tu vida algo de inspiración y claridad. Creo fielmente en que la vida está conformada por ciclos y estos son moldeados por las elecciones de cada día,  elecciones que nos guían hacia un objetivo o camino determinado. 


Toda mi vida supe de la conexión que tenía con el mundo espiritual y desde pequeña fui consciente; adicionalmente al acompañamiento familiar y escolar como niña, adolescente y adulto joven; también recibí guía y enseñanzas de mi abuela y de mi madre a quienes considero mis grandes maestras en esta vida Terrenal;sus enseñanzas fueron simultáneas a la educación y acompañamiento que todo niño requiere , ambas me guiaron en relación a mis habilidades espirituales y muchos otros temas que me brindaron la claridad y las certezas que necesitaba para esa etapa de mi vida.


Con el paso de los años un día decidí que quería comenzar a estudiar, investigar y explorar a conciencia cómo es que funcionaba y se generaba esta conexión con el mundo de lo sutil, con los procesos de sanación y comunicación con otras dimensiones, algo que en mí ocurría de forma orgánica y espontánea. Me considero una eterna aprendiz del universo, en constante evolución, al servicio más allá de la vida.  A través de los estudios de diferentes técnicas/métodos,  filosofías y cosmovisiones, tuve la oportunidad de comprender con mucha más claridad, sintiéndome más segura a nivel mental respecto a lo que experimentaba día a día. Es así como se refuerza mi propósito espiritual al servicio de todos los Seres.


Estar en conexión con el mundo espiritual, el corazón espiritual y con mi Ser,  es una experiencia de evolución constante en la que mi Equipo Espiritual, el Universo y la Madre Tierra me toman amorosamente de la mano. 


Querido espíritu lector, tengo la certeza de que en muchas formas comprendes estas palabras, y te comparto mi historia porque es importante reforzar que todos y cada uno de los que habitamos en este plano terrenal estamos en un proceso de crecimiento continuo, que sin importar nuestros dones y/o habilidades; el desarrollo interior, la sanación, aceptarnos tal y como somos, y darnos la oportunidad de hacernos personas con un corazón compasivo y bondadoso para vivir en plenitud con todos los Seres, es el propósito más importante de esta reencarnación.


Mi servicio con el mundo espiritual inició de manera intermitente a mis 14 años de edad aproximadamente, hoy tengo 35 años y 6 meses de edad, lo que implica que a conciencia he estado trabajando mano a mano con el mundo espiritual por aproximadamente 20 años, de los cuales llevo 13 años en un proceso de compromiso con mi formación continua , desarrollo interior y sanación. Hasta aquí te comparto un panorama de lo que ha sido a manera general el camino de  desarrollo espiritual y servicio que he elegido; ahora bien, de forma paralela he crecido como ser humano, he cometido errores, he pasado por transformaciones, etapas de retos y hasta hoy cada uno de ellos los he elegido y resuelto desde el corazón; es innegable el hecho de que como espíritus viviendo esta experiencia Terrenal elegimos explorar con toda intensidad y profundidad experiencias y lecciones en el reino de la fiscalidad.


Este año 2023 ha sido un año maravilloso!, con el respaldo del mundo espiritual alcancé sueños con los que mi corazón y todo mi ser anhelaban reconectar. A pesar de los años de estudio, de la comprensión de todo lo relacionado con la energía, el multiverso, las conexiones energéticas y espirituales ,  la parte más humana de mí aún sentía que no encajaba en este mundo muy a pesar del amor, la dedicación y el respaldo del mundo espiritual, mi familia, amigos, colegas y tutores. 


Llegar al colegio Arthur Findlay College y reconectarme de forma presencial con 97 personas dedicadas a la mediumnidad, más el grupo de tutores que han consagrado su vida para unir ambos mundos y mis colegas con las que he estudiado por más de tres años  en línea y continúo en este proceso de desenvolvimiento, fue una experiencia profunda y espontáneamente sanadora,  no solo en la parte espiritual sino en el aspecto más terrenal de mi Ser.  


En un proceso intensivo descubrí en conexión con el mundo espiritual, que me podía dar el permiso de aceptarme y saber que jamás ha habido nada malo, ni equivocado en mí, ni en la forma de relacionarme con otros niveles de consciencia, ni por haber venido con la habilidad de estar en conexión con el mundo espiritual a través de la mediumnidad de trance (un tema no tan común en esta época).  A pesar de que estos procesos han sido parte de mi vida y los había integrado en muchos niveles de mi existencia, reconectar con todo este grupo álmico al unísono con el mundo espiritual , representó una gran revelación de mi experiencia en este plano Terrenal. En mi vida , hubo momentos en los que pedí con todo mi corazón al mundo espiritual que suavizaran la gravedad (desde una perspectiva humana) de los casos en los que me tocaba servir como puente de comunicación y sanación entre mundos. Durante los días intensivos de estudio, práctica y sanación en el Colegio, me reconcilié con mi nivel de sensibilidad y con todo mi amor le hice saber al mundo espiritual que me sentía lo suficientemente fortalecida y segura de mi misma, para volver a conectar con el mundo de los espíritus con la misma intensidad amorosa en la que solía hacerlo de forma espontánea durante mi niñez, pero ahora haciéndolo a conciencia con los cimientos que los estudios, desarrollo interior y sanación me han dejado, sin difuminar la naturaleza y mi nivel de conexión con ellos, en el mundo de los espíritus. 


Estuve fuera de casa por casi 3 meses, unas semanas antes de viajar a Inglaterra recibí la noticia de que debía presentarme en mi país de origen para finalizar con un proceso familiar que llevaba cerca de 20 años inconcluso, esto hizo que repentinamente tuviera que viajar a México, luego Inglaterra y de regreso a Belize me integraría inmediatamente a un entrenamiento para certificarme como Maestra de Yoga, al cuál hacía más de 3 años que intentaba inscribirme y por una u otra razón no lo lograba; este 2023 poco antes de las fechas de viaje y con casi todo listo hubo un cambio de planes inesperado, que me llevaría a vivir toda esta odisea, sola. Por primera vez en toda mi vida, el universo me orilló a estar conmigo misma desde la parte más humana, sin poder evadir ni una experiencia a calor de mis miedos, por el contrario, el Gran Espíritu y mi amoroso Equipo Espiritual tenían programada una transformación para mi, que de no ocurrir de esta forma, te aseguro querido espíritu lector, que jamás me habría atrevido a vivir, ni a mirarme a mí misma en la forma en la que tuve que aprender a hacerlo. 


Estas semanas de reconexión con lo más profundo de mi Ser, enfrentandome a uno de mis más grandes miedos : Viajar sola! y claro que me encanta viajar! y conocer nuevos lugares! Pero en el pasado , muchas oportunidades en mi vida las dejé ir por miedo, por inseguridad, por no sentirme lo suficientemente valiente y fuerte para arriesgarme y darme el permiso de vivirlo.  


Querido espíritu lector, te estoy compartiendo mi parte más humana y cierto grado de vulnerabilidad, sin temor a ser juzgada, si no con la motivación de que mi historia te pueda inspirar a seguir adelante y confiar en tu infinita conexión con el mundo espiritual, con la vida más allá de la vida y por sobre todo, confiar en ti misma (o). 


Estas 3 etapas de viaje fueron transformadoras, una llevó a profundizar un poco más en la otra, es así como durante el entrenamiento de Yoga, el cuál había decidido experimentar para reconectar con mi cuerpo físico, pues los cambios de la vida, situaciones a nivel personal y familiar , etc… me llevaron inconscientemente a desconectarme de mi fisicalidad, me adentré en un modo de supervivencia, en el que mi determinación estaba enfocada en dar y arreglar todo para vivir en cierta “plenitud”, sin que nada se derrumbara a mi alrededor, a un precio muy alto, sin siquiera saberlo. Por ejemplo: ¡Haber estado en depresión crónica por más de 5 años sin siquiera saberlo! , haber comenzado a ceder olvidándome de mí misma, haber olvidado cómo poner límites, olvidar y dejar de distinguir la diferencia entre límites sanos que vienen desde un amor sin apegos contra límites que vienen desde un apego al amor y propician sutiles y silenciosos condicionamientos… Haberme olvidado de escuchar a mi propio cuerpo, haber silenciado mi propia voz, mi pasión por la vida  y a mi misma en este plano terrenal…


En un parpadeo, descubrí que mi Ser estaba siendo condicionado por mis miedos más profundos, por mis silencios, y decidí que tenía que hacer los cambios necesarios y de inmediato! haciéndolo  con gentileza, amor y compasión para mi misma y las personas involucradas. 


El proceso de darme cuenta fué muy abrumador, emocionalmente agotador, pero el Gran Espíritu, me brindó el regalo a cada paso de reconectarme con gente de Luz, personas que me permitieron verme a misma en su reflejo, admirándolas y honrando su presencia en mi vida, por el tiempo que eso fuera a durar. Así en esos reflejos, se avivó espontáneamente una chispa en mí…en ese momento y sin saberlo… me volví a mirar con pasión y con dulzura, me re-conecté a la vida en una forma en la que había olvidado cómo se sentía… Me re-enamoré de mi misma!! Me volví a mirar!! ¡¡Me di el permiso de escucharme!! De reconocer todo lo que ya no podía sostener en mi vida, me di el permiso de iluminar esas zonas grises que había alimentado por tanto tiempo sin saberlo … 


A quien me reclamó ser una persona diferente, por haberme convertido en alguien más, a quien me juzgó por supuestamente haber encontrado otros amores y relaciones… La verdad es que simplemente dejé de ser aquella mujer en la me convertí a causa de la depresión y todo lo que eso conllevó en mi vida. La verdad es que me reconecté con la persona que solía ser hace 14 o 15 años atrás pero en una versión mejorada. Mejorada porque la vida me ha brindado el regalo de poder evolucionar en lo humano y espiritual paralelamente, y el regalo más grande, es que en el momento presente puedo arraigar al reino de la fisicalidad mi Auténtico Ser. Simplemente me doy el permiso de hacerlo sin condicionamientos, porque la libertad viene del corazón. Y sí me volví a enamorar… pero de mí misma.


A quién jugó el rol de ser mi reflejo, le agradezco infinitamente su paso por mi vida y pido que regrese a esa persona,  mil millones de bendiciones en el cielo , en la tierra y en la eternidad; pues gracias a su presencia me he podido ver tal y como soy, dándome el permiso de escucharme y reconocer mi propia voz. Mi infinita gratitud para tí, por recordarme que en lo humano también me puedo permitir crear una realidad diferente que se alinea a mi auténtico Ser, aunque los demás no lo entiendan.


Pido para todas las personas que de forma consciente o inconsciente me regalaron el privilegio de su presencia, a todos y cada uno de mis Tutores y Mentores Espirituales, mi infinita gratitud, que el universo les multiplique por mil millones de bendiciones toda la luz que han traído a mi vida. 


Hoy elijo vivir en libertad, elijo vivir para mí, para mis anhelos, para mis hijos por el tiempo que me toque acompañarlos. Que todo esto se desenvuelva con dulzura, compasión, pasión y determinación. 


Hay preguntas para los que no tengo respuesta todavía, ni tampoco estoy buscando alguna, pero hay aspectos que tengo claros, te los comparto a continuación: 


  • Vivir sin esperar a que llegue el momento ideal para hacer tal o cual cosa, en lugar de ello, explorar, tomar acción para ir observando las pistas de lo que hay frente a mí y tomar nuevas elecciones. 


  • Tomar acción conmigo misma. 


  • Tener las experiencias que anhelo vivir. 


  • Permitir que la vida y las personas me muestren quienes son realmente, sin ver sólo lo que yo quiero ver.


  • Descubrí que soy lo suficientemente valiente para afrontar mis miedos más terrenales, por ello elegí aplicar nuevos términos y condiciones a los acuerdos y contratos que he contraído con personas en esta vida.


  • Elegí afrontar y superar mi miedo a la profundidad, decidí que si podía navegar en los otros elementos y desplazarme en el éter con gozo, pues también podría hacerlo en el agua. Así que comencé a tomar clases de natación tan pronto como llegué a casa.


  • Ahora escucho mi cuerpo y le doy voz. 


  • Aprendí a enseñarle a mi cuerpo que está bien dejar ir, que ya no me tiene que proteger de nada ni de nadie, porque yo soy suficiente, amada y merecedora. 


  • Aprendí a amarme a mí misma nuevamente. Me enamoré de mí e inicié una nueva relación conmigo, desde el perdón y la aceptación. 


  • Decidí que desde ahora me voy a dar el permiso de vivir,  transformando gentilmente todas aquellas programaciones que condicionan y limitan mi existencia.


  • Estoy aprendiendo a mostrar mis emociones y decisiones pensando primero en mí, sin temor a cómo las personas van a reaccionar a causa de ello. 


  • Estoy practicando mostrar mi auténtico Ser, sin la necesidad de hacerme pequeña para poder encajar y que los demás no se sientan incómodos. 


  • Decidí hacer cambios a nivel familiar y sé que no busco reemplazos.


  • Descubrí que quiero tener mucho más espacio para mí.


  • Disfrutar de una relación conmigo misma.


  • Compartir mi completitud, si es que el universo conspira desde una conciencia de libertad, solo con aquellas personas que genuinamente se alinean a mi frecuencia vibratoria. 


  • Ahora sé que amo viajar sola y que no busco acompañantes, si alguien se quiere unir lo puedo considerar, pero ya ha dejado de ser una necesidad para mí.


  • En el pasado solía ser introvertida, en el momento presente, además de escuchar plenamente, también elijo decir, pedir, buscar y explicar.


  • Cada una de las personas que llegan a mi vida, vienen a enseñarme algo, sin necesariamente permanecer en mi vida, por lo que honro profundamente su presencia y el privilegio del tiempo y el espacio compartido, a la misma vez, dejo ir estos vínculos con infinita gratitud, mientras yo continúo mi camino.


  • Vuelvo a reconectar con mis ideales de juventud, aquellos que olvidé en el camino: vivir en completa libertad, vivir la vida sin condicionamientos, dar y recibir, recorrer el mundo.


  • Cultivar las relaciones con aquellas personas que estén dispuestas a compartir, sin querer cambiarme, ni arreglarme, pues yo ya no estoy en la posición de arreglar nada ni a nadie, cada quien deberá hacerse responsable de sí mismo, y si esas personas están listas yo estoy dispuesta a compartir, de lo contrario, quizás nos encontremos más adelante, o quizás no.


  • Consciente y amorosamente dejo ir los lugares y personas que ya han cumplido su propósito espiritual en esta vida presente conmigo. 


  • Me respeto y amo profundamente.


  • Darme el permiso de querer como quiero, sin que nada me limite ni nadie me impida hacerlo. 


  • Sin importar cuánto tiempo haya viajado en la dirección “incorrecta”, me doy el permiso de integrar el aprendizaje pues en el universo todo es divinamente guiado en un nivel de perfección que solo se puede honrar con mente y corazón abiertos, pero sobre todo con flexibilidad para reconocer que existe un abanico de posibilidades que tejen la realidad para reconocer con humildad que es posible dar la vuelta y tomar un rumbo que esté alineado al presente. 


  • Elijo dejar de preocuparme de cómo las personas interpretan mis palabras y mis acciones, acepto con humildad que todos percibimos las cosas de acuerdo nuestras propias circunstancias y nivel de consciencia. Por lo que continuaré siendo auténtica, genuinamente honesta y amorosa; compartiendo todo el amor que nace de mi corazón a través de mis palabras y mis acciones. 


  • El pasado es una bendición que brinda el regalo del nivel de consciencia presente, el cual abre paso para tomar responsabilidad y comenzar a tomar elecciones distintas. 


  • Aquellos que ya no están y van dejando de estar en mi vida, simplemente honro su presencia y agradezco el espacio que se genera para invitar y recibir a aquellos que están alineados a mi energía. 


  • Mi felicidad solo depende de mi. Los vínculos que acepte tener, solo deberán sumar/aportar a mi vida.


Querido espíritu lector, gracias por el privilegio de tu tiempo, te he compartido este breve relato de mi Ser, pues a mi me sirve como recordatorio de que estoy viviendo en la realidad que yo misma elegí construir por que la amaría de esta forma, este recordatorio me va a acompañar a continuar con determinación en los momentos retadores de la vida, y deseo con todo mi corazón que esta chispa espontánea también despierte en ti y te inspire a construir la vida que amarás vivir. 


Tu vida, no es acerca de lo que las personas hacen cuando están en tu vida; la vida se trata de como tu te relaciones con esas circunstancias y personas en tu vida. Cuestiona todo.


Creado : 12 Diciembre 2023

Publicado: 1 Enero 2024


Con profundo amor y gratitud

Margarita de los Angeles



61 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page